Versalles, más excéntrico que siempre

 

Imponente, impetuoso, majestuoso, digno de la excentricidad de una reina. Así se presentó la fachada del Palacio de Versalles ante mi. Creo que de chica siempre soñé en vivir entre macarons y mil vestidos, así, igual que Maria Antonieta; En un Palacio con hermosos jardines para recorrer en horas de ocio, flores, laberintos, fuentes…entre esa innegable frivolidad y perfecta ridiculez. Lamentablemente,  de aquel siglo XVIII sólo tengo el rastro que ha dejado la historia, pero ya quisiera haber vivido María Antonieta en pleno 2012, en un Palacio de Versalles intervenido por la subversiva Joan Vasconcelos, una artista portuguesa que con ironía, vanguardia y de manera artesanal, llena el Palacio de la feminidad impuesta por María Antonieta, atrás en el siglo XVIII. Magnificando el empoderamiento femenino, seguro que si Joan hubiese vivido en aquella época, probablemente hubiese sido quien complaciera las excentricidades de la joven y rebelde Reina.

DSC01788

El helicóptero (La pieza más excéntrica y mi favorita): Una pieza fabricada con la base de un helicptero real. Rebordes dorados con incrustaciones de cirstales Swarosky y plumas de avestruz en tonos rosas. Es el carruaje de una Reina moderna

DSC01789

DSC01786

DSC01290

Bueno, el anterior planteamiento no fue producto de la imaginación. Estuvimos en Versalles visitando el Palacio; la “atracción” turística número uno de Francia, que a propósito recibe aproximadamente 600.000 visitantes al año, y es justo decir que por falta de información, no contábamos con la agradable sorpresa que por un tiempo ya, algunos atractivos turísticos en Francia, además de tener sus exhibiciones permanentes que datan la historia recreando espacios, le ofrecen lugar a nuevos artistas, en su mayoría vanguardistas para generan contrastes impactantes.

DSC01266

DSC01275

DSC01281

En esta precisa ocasión coincidimos Joan Vasconcelos y yo, bajo el techo del Chateu. ¡Otra maravillosa casualidad! Joan tiene 41 años, es portuguesa y se convirtió en la primera mujer en exhibir sus obras en el Palacio de Versalles. Sus piezas, transgrediendo armoniosamente los espacios renacentistas, decoran cada una de las salas, salones, y habitaciones del Palacio. Figuras sobredimensionadas y completamente hechas a mano con una estética que se niega a ser kitsch, aunque muchos tiendan a asociarla, componen esta exhibición. La sobredimensión de cada escultura, los materiales y formas trabajadas, le dan un toque surrealista mezclando lo pasado con lo actual, el lujo con lo popular y sobre todo dándole un contrasentido a todo el contexto y la historia con su obra.

DSC01279

DSC01280

DSC01286

DSC01287

En la habitación de La Reina, no es casualidad que esté esta escucltura hecha con pelucas.

DSC01782

Tres orgánicas figuras hechas en retazos de telas y pedrería magnifican el ya sólo impresionante Salón de Espejos.

¡Maravilloso! No dejen de conocer un poco más el trabajo de la artista. AQUÍ

Anuncios